Los despachos de abogados, como empresas de servicios jurídicos, necesitan identificar unos objetivos de negocio.  Con el Plan Estratégico podemos planificar cómo llegar a esos objetivos.

Adecuado para despachos que tienen un posicionamiento establecido y quieren lanzar un área concreta. El plan estratégico se compone del análisis de la oportunidad y su desarrollo adecuado en marketing, comunicación, diseño de operaciones, sistemas de información, etc.