La estrategia de un despacho de abogados es saber a qué  se dedica, pero sobre todo saber responder a qué NO se dedica. Todos los despachos han de tener una estrategia clara y un libro de instrucciones para llevarla a cabo; una suerte de mapa que sirva para decidir si el siguiente paso en el día a día nos acerca o nos aleja del objetivo.

El plan de mejora analiza y desarrolla todos los componentes del despacho, define el medio y largo plazo y, además, sirve para ejecutar en el corto plazo acciones destinadas a mejorar la eficiencia y rentabilidad. Deja el despacho encauzado para los siguientes años, y dejando claro qué hay que hacer y, sobre todo, qué no hay que hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *