Las operaciones es un despacho de abogado son todo aquello que hace posible prestar el servicio jurídico al cliente en las condiciones en las que se lo hemos hemos prometido.

Se trata de analizar las operaciones y los procesos internos que se van a a realizar en el despacho, y asignar correctamente los recursos para que la relación entre capacidad y ocupación sea la adecuada y el coste de producir el servicio quede optimizado. Mediante la optimización de los procesos podemos obtener más rentabilidad de los asuntos, especialmente en los más repetitivos y de valor añadido escaso en los que los honorarios son muy ajustados.

La gestión de los procesos ahorra costes, mejora el servicio y coloca a cada persona en su sitio correcto.