Reflexiones sobre management en firmas de abogados

El blog de Pérez+Partners

Law Lab Blog

Martín Carrizosa con los alumnos de la UNAV

Martín Carrizosa, socio de la firma iberoamericana Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uría, ha protagonizado el foro que organizan conjuntamente la Universidad de Navarra y Pérez+Partners.

Miguel Ángel Pérez de la Manga, socio de nuestra firma y profesor del módulo de gestión del Doble Master de Derecho de la Universidad de Navarra, fue el encargado de dirigir una sesión muy interesante en la que Carrizosa explicó los comienzos de PPU y mostró su visión del futuro del sector legal.

Juan Picón, copresidente mundial de DLA Piper

Juan Picón acaba de ser nombrado copresidente mundial del bufete DLA Piper. Hace tres años habló con Pérez+Partners para explicar cuál había sido su trayectoria profesional, cómo se llegaba a puestos de dirección en una firma global y daba algunos consejos interesantes para los abogados más jóvenes.

¡Enhorabuena!

Sesión sobre directorios de abogados en el IESE (campus Barcelona)

© Universidad de Navarra

Sesión sobre directorios celebrada en el IESE (campus Madrid). Autor: © Universidad de Navarra

 El martes 16 de junio a las 19:30 horas vamos a desarrollar, junto a la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, una sesión en el IESE (campus de Barcelona) sobre directorios de abogados. La sesión, que sigue el método del caso, consiste en el visionado de un documental que recoge la opinión de analistas, periodistas, socios directores, abogados in house, directores de desarrollo de negocio y consultores sobre el papel que juegan los directorios internacionales en el sector de los despachos de abogados. A continuación se desarrolla un debate sobre la materia con la participación de los asistentes.

La sesión está dirigida a socios de firmas de abogados que figuran en los citados directorios.

Como adelanto, un pequeño trailer del documental:

 

Estrategia en las firmas de abogados

“Strategy is deciding whose business you are going to turn away”

David Maister, “Strategy and the fat smoker”

El backstage de la facturación de los bufetes

 Hace unos días Reynolds Holding escribía en el diario CincoDías una reflexión sobre si los bufetes podían ser demasiado grandes, citando las adquisiciones en serie que realizaron las “Big Four” en el sector de la auditoría hace años y que ahora parece que se replica por algunas firmas de abogados a nivel mundial como Dentons (“6.600 abogados de al menos seis empresas fusionadas en los últimos cinco años”). No cabe duda en que la obsesión por el tamaño de las firmas de abogados ha sido una constante desde hace mucho años, aunque los bufetes tienen unas economías de escala muy limitadas dado que su mayor coste son los profesionales .

Trasladando esta reflexión al sector legal español nos encontramos un panorama muy diferente. Si tomamos como referencia a las ocho firmas que más facturan en España y que tienen mayor número de profesionales, vemos que a cuatro firmas españolas (Garrigues, Cuatrecasas, Uría Menéndez y Gómez-Acebo & Pombo) se unen las ramas de legal y fiscal de las denominadas big four (PwC, KPMG, Deloitte y E&Y).

Esta clasificación tiene un sesgo que puede despistar de la realidad, porque estas ocho firmas no tienen tantos puntos en común como puede hacer ver la clasificación. La aparente batalla en el ranking por el tamaño determinado por la facturación no muestra la verdadera lucha que se está librando en otro lugar muy diferente del mercado legal.

Para aproximarnos a esta batalla, la facturación por abogado de cada una de las firmas da mejores pistas . Por los datos publicados en diferentes medios de las firmas de abogados de las big four, no parece que entren en la batalla de las grandes operaciones. La facturación por abogado de estas firmas es inferior a la de las cuatro firmas españolas, siendo Deloitte la que más se aproxima a la facturación por profesional de Gómez-Acebo & Pombo.

Si combinamos y analizamos el número de profesionales, la facturación, y la facturación por abogado, se puede observar que la verdadera batalla se está librando en el terreno de las firmas medianas .

La teoría de los servicios profesionales dice que las firmas de abogados pueden ser muy rentables tanto si tienen un tamaño pequeño como grande . Si optan por un tamaño pequeño deberán combinar una estructura informal con una alta especialización no generalista. Si optan por el tamaño grande, la fórmula necesaria habrá de combinar una estructura formal con una sólida práctica en casi todas las áreas del derecho. Los modelos citados tienen en común que sus costes operativos no se disparan, mientras que un error en el modelo que lleve a la firma a ser demasiado grande para seguir siendo informal, o excesivamente formal para un pequeño tamaño, haría que sus costes operativos se disparasen en detrimento del beneficio que la firma atribuye a sus socios.

Cuando las firmas con una altísima capacidad de organización de las operaciones y una buena estructura formal optan por el crecimiento en facturación y profesionales y al mismo tiempo tienen un leve y constante incremento anual de la facturación por profesional, están optando por tener una mayor cuota de mercado en un segmento muy determinado: el espacio de las firmas medianas.

Los rankings por facturación pueden impedir ver cómo una firma con una facturación de 1 a 10 millones puede estar compitiendo sin saberlo con otra de 80 millones, mientras que dos firmas de más de 100 millones de euros es posible que ni compitan. Paradojas de los sesgos de información y de cómo se percibe la certificación de la realidad de un sector mediante un dato que aporta sólo volumen.

La teoría que citaba unas líneas arriba también nos dice que lo que funciona para un determinado posicionamiento en una firma de abogados no funciona en otro posicionamiento , así que hay que tener cuidado con el supuesto competidor a quien se persigue y las prácticas que se imitan .

Ante esta situación, las firmas medianas parecen tener un único camino de salida hacia la especialización y el alto valor para sus clientes, puesto que el terreno de batalla parece haber sido ya ocupado, silenciosamente, por unas firmas a las que pocos han considerado como su competencia.

(Un extracto de este artículo fue publicado en el blog de Cinco días “LawLab” el pasado día 13.05.2015)


Periodistas, recuperación y despachos de abogados

La Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra yMA Perez+Partners han organizado un foro de debate para discutir la situación económica en España.

A grandes rasgos, el socio director de Eversheds Nicea, Juan Díaz, y los periodistas Carlos Hernanz (El Confidencial) y Sergio Saiz (Expansión), coinciden en que algo se mueve, para bien, en la macroeconomía española, pero es una recuperación que todavía no se nota en la llamada ‘economía real’, la que afecta a las familias. El socio de Pérez+Partners, Miguel Ángel Pérez de la Manga, se encargó de introducir y moderar un debate en el que hubo más puntos de acuerdo que de discrepancia.

Carlos Hernanz, de El Confidencial, reconoce la recuperación ‘macro’, pero subraya la “diferencia sustancial” frente a la economía doméstica, por lo que califica los mensajes que venden la salida de la crisis como “ornamentales”. “Es cierto que hay dinero para las grandes operaciones pero, ¿qué pasa con las pymes y micropymes?”, preguntó. “La incertidumbre en el corto plazo se ha ido controlando, pero todavía tenemos un 24% de paro. Hay más contratación, pero de mucha peor calidad. La reforma laboral está muy cuestionada”, subrayó.

002Juan Díaz, socio director del bufete Eversheds Nicea, detecta “dinero no oportunista” en el mercado, y reconoce que al igual que la crisis empieza en la macroeconomía y “se va filtrando” hacia la economía doméstica, la recuperación hace igual: “Primero vuelve el dinero de la gran empresa, y poco a poco empapa al resto de actores más pequeños”. Por eso, considera que en esta situación se puede ser “moderadamente optimista”. Para él “se nota la salida de la crisis, las empresas piensan en hacer cosas, no sólo en aguantar, y empiezan a tener acceso a financiación”. Aunque, “hay que ser prudentes, todavía no hemos llegado al nivel de 2006 ó 2007”, recalca.

Inversión extranjera

sergioSergio Saiz, de Expansión, subraya que España es ya en estos momentos el octavo país del mundo en captación de inversión extranjera: “Se ha producido un cambio radical en los últimos seis meses, pero es verdad que dependemos de los vaivenes de la Eurozona”, advierte. “De todas formas, desde diciembre se nota un aumento del ritmo: hay más actividad, más competencia, pero hasta que eso se traslade a nuevas contrataciones…”

Javier Ortega, director de Desarrollo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, constata que existe más movimiento de alumnos en la universidad: “Estamos recuperando el ritmo tanto de matriculaciones como de demanda de alumnos en prácticas: desde nuestro punto de vista ha cambiado completamente el panorama este año”. En su opinión, los despachos presentan ya una mayor carga de trabajo que en ejercicios anteriores, por lo que comienzan a moverse las contrataciones de ‘juniors’.

ortegaJuan Díaz modera el optimismo resaltando que el sector legal en España “está muy maduro: podemos esperar crecimientos del 3% o 4%, pero no como los de hace 12 años”, recalca. En opinión de Sergio Saiz, la crisis ha hecho que los despachos nacionales hayan “desaparecido” de las “operaciones premium”, la parte más golosa del negocio que hoy en día se llevan las firmas multinacionales, “con la excepción de Uría, que sigue ahí”, matiza. Por eso, espera “un ajuste” que a su juicio han llevado a cabo otros sectores durante la crisis, “pero no el legal”.

Mientras la recuperación se filtra a las economías domésticas, las grandes preocupaciones de los españoles no son las mismas que las de los inversores internacionales. Sergio Saiz opina que la corrupción “se ve como un asunto más doméstico. España no es más corrupta que otros países de su entorno, pero la aparición en los medios de comunicación de casos muy destacados crispa el ambiente social, aumenta la percepción de corrupción por parte de los ciudadanos”.

La estrategia como nexo en el ‘partnership’ de un bufete

De las múltiples decisiones de estrategia que se han dado a lo largo del tiempo, he elegido una de Ken Andrews para comenzar este artículo. El profesor Andrews define la estrategia como las decisiones tomadas a lo largo del tiempo que reflejan tanto los objetivos de una firma como la forma de alcanzarlos .

Si una firma de abogados no tiene claros los objetivos a alcanzar, los problemas llegarán de forma inmediata. En otros sectores es probable que sin objetivos sea imposible comenzar la actividad de la empresa, pero los servicios jurídicos tienen una especialidad muy curiosa: en bonanza económica toda estrategia es válida y en cuando vienen mal dadas toda estrategia es cuestionada.

Teniendo en cuenta la rapidez con que se suceden esta alternancia de ciclos de bonanza y ajustes, parece recomendable definir una estrategia para la firma para cuando el cambio de ciclo sea un hecho.

Recientemente publicaban algunos medios de comunicación la escisión que se ha producido en el despacho “Chávarri & Muñoz”, despacho creado en el año 2010 con una facturación declarada en medios en el año 2013 de 5,9 millones de euros, que puede consultarse en la web de la firma.

Al parecer la firma abarcaba un rango muy diferente de servicios: de una parte, ofrecía a las entidades financieras la representación en procedimientos hipotecarios donde su reclamo eran unos tiempos de resolución muy buenos; de otra parte, la firma ampliaba su oferta de servicios a empresas con una expansión hacia Iberoamérica. Y al parecer, la conexión con el sistema de compensación de socios no ha terminado de funcionar.

Todas las estrategias y posicionamientos posibles en el espectro de lo que puede ofrecer una firma de abogados son legítimas. En la última década y, especialmente, en los últimos años  hemos observado movimientos relacionados con la estrategia en todos los despachos de abogados. Desde Garrigues y Uría Menéndez consolidando su apuesta por Latinoamérica a Pérez-Llorca queriendo doblar su plantilla pasando por los movimientos a nivel global de firmas como Freshfields -mirando a EEUU- o la expansión mundial de DLA Piper, como algunos ejemplos. También hemos visto a Deloitte aupado en un crecimiento apoyado en incorporaciones laterales que le ha otorgado una importante cuota de mercado, y a distintas  firmas surgidas a raíz de escisiones o salidas de socios -obligadas o voluntarias- de despachos grandes.

Pero, una gran diversidad de estrategias, ¿puede convivir en un mismo despacho? ¿Se puede ser un bufete que aspire a trabajos comoditizados y al asesoramiento de más alto valor añadido? Es posible que no sean compatibles si son muy diferentes, puesto que la forma de generar el beneficio en un negocio de “operaciones” es muy diferente a la forma en que se genera mediante el “expertise”. Mientras que el primero requiere mayor volumen para compensar los márgenes más bajos, el otro proporciona márgenes más altos con menor volumen de trabajo. A esto hay que sumar los diferentes perfiles profesionales que requiere cada modelo así como la dificultad para definir un sistema de compensación de socios que reconozca los diferentes esfuerzos y con el que todo el partnership esté de acuerdo.

Una firma de abogados debe plantearse qué tipo de despacho quiere ser , qué tipo de servicios quiere prestar, a quién se los quiere prestar y cómo. De no hacerlo así, las firmas no superarán el cambio de ciclo económico en el que se cuestionan todas las estrategias plantedas con anterioridad, porque el partnership es la gestión constante entre los intereses individuales y los colectivos , y si las estrategias son muy diferentes la forma de gestionar el trabajo y generar el beneficio también lo será, con la consiguiente complicación en la gestión del partnership.

*Un extracto de este artículo se publicó en El Confidencial el 26 de enero de 2015.

Los bufetes ingleses y la penitenciaría de Shawshank

fotEl escritor Stephen King describió a la perfección las andanzas de Andy Dufresne, un banquero injustamente condenado a cadena perpetua en la penitenciaría de Shawshank. El ansia de libertad y el inconformismo empujan al condenado a excavar un túnel con la ayuda de un pequeño martillo para tallar piezas de ajedrez. Para no ser descubierto, Dufresne mantiene su apariencia de preso poco conflictivo y resignado a su destino. Su cortina de humo le permite ganar tiempo y ocultar sus verdaderos planes. Cuando sus competidores –un malvado alcaide y un jefe de guardias bellaco y malandrín– se dan cuenta de la huída, Dufresne ya está camino de las arrebatadoras playas de Zihuatanejo.

Como si de un plan oculto se tratase, las principales firmas de abogados de Londres parecen haber girado el periscopio de sus estrategias  y llevan algún tiempo excavando pasadizos en la difícil plaza de Nueva York para plantar cara a sus competidores estadounidenses. Dejando atrás –aunque sin perderlos de vista– objetivos como Australia, China, Dubai o Singapur, despachos como Linklaters, Freshfields o Clifford Chance vuelven a sonar con fuerza en sus actividades en la capital del mundo.

Recientemente se podía leer en The Lawyer que Linklaters no descarta modificar su sistema de lockstep como parte de su estrategia en Estados Unidos . Una medida de este tipo ayudaría a captar socios de renombre en Wall Street. Por su parte, Clifford Chance acaba de reforzar su oficina de Washington con un equipo de cinco abogados importantes de Bingham McCutchen –bufete que ha alcanzado un acuerdo de fusión con Morgan Lewis–. Y no dejan de aparecer noticias en todos los medios de Wall Street sobre los movimientos que está haciendo Freshfields en la Gran Manzana como el fichaje de Peter Lyons, socio de Shearman & Sterling.

¿Por qué estos refuerzos? ¿Por qué esta pujanza por el mercado estadounidense?  ¿Han pinchado burbujas como Australia o los Emiratos? ¿Es una forma de aproximarse a Latinoamérica buscando el centro de negocios por excelencia?

Las respuestas sólo son entendidas dentro de las decisiones estratégicas que están tomado cada una de las firmas. Pero, mientras se libraba un atroz batalla al otro lado del mundo, parece que algunos despachos han preferido seguir excavando poco a poco un túnel hacia una estrategia diferente .

Mesa redonda: “Nuevos modelos de negocio en el sector legal”

Nuevo modelo de negocio sector legal

 Mañana por la tarde (26 de noviembre) a las 19:00 horas participaré en la mesa redonda organizada por ESADE “Nuevos modelos de negocio en el sector legal: ¿siguen siendo válidos los modelos tradicionales?“. Bajo la moderación de Tino Fernández, redactor de el diario económico Expansión, estaré compartiendo mesa con Adolfo Suárez, presidente de Ontier, María de la Torre, corporate compliance de Iberdrola y Eugenia Navarro, profesora de estrategia y marketing jurídico de la facultad de derecho de ESADE.

El horario es de 19:00 a 20:30 y al finalizar la sesión se servirá un vino español donde podremos cambiar impresiones ponentes y asistentes.

La asistencia es gratuita, y quien esté interesado en asistir puede realizar su inscripción en este enlace.


Contacte con nosotros