Rentabilidad y riesgos en las firmas de abogados medianas

José Luis Pérez Benítez, socio de Pérez + Partners, fue el ponente del Foro Universidad de Navarra y Pérez+Partners que contó con la asistencia de varias firmas invitadas. La rentabilidad, los riesgos y el desarrollo de negocio en los despachos de abogados medianos fueron los temas desarrollados en la sesión.

El consultor desgranó los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de definir la estrategia de una firma y destacó que “la herramienta idónea para alinear la estrategia de la firma con los profesionales y los clientes deseados es el plan de desarrollo de negocio”.

Invertir en un despacho de abogados

(Artículo de José Luis Pérez Benítez publicado en el diario Cinco Días el 6-9-2016)

El pasado 24 de febrero, Slater & Gordon, primera firma de abogados del mundo en cotizar en Bolsa, declaró la suspensión de su cotización –tras su desplome– en el Mercado de Valores de Sídney. Desde entonces no se ha recuperado. Aquella caída dio lugar a que gran parte de los abogados del mercado jurídico internacional vieran este hecho como una evidencia más –casi una consecuencia ineludible– de la dificultad de que el capital, el inversor ajeno a la abogacía, entre de forma exitosa en las firmas de abogados.

Los servicios profesionales, y en concreto los servicios de abogados, se rigen por normas económicas especiales y distintas del resto de servicios y de empresas de producto. Esta especialidad históricamente se ha tratado como una asimetría de información, próxima a los fallos de mercado. El hecho de que las empresas de servicios profesionales sean intensivas en capital humano y no en capital financiero, así como que exista información asimétrica entre las partes, ha llevado a que se rijan por normas económicas dispares y que haya sido necesario que el mercado genere unas normas éticas superiores o distintas a las de la confianza general.

El propio mercado ha resuelto este problema con la generación de dos instituciones que han ido surgiendo de forma evolutiva: por un lado, la deontología profesional, como ética especial en las relaciones con terceros, y por otro lado, la figura del partnership, como modo de organización y de propiedad de la asociación de este tipo de profesionales.

Estos dos hechos, el que sean los propios profesionales quienes regulan la profesión y la protegen de un mal uso, como si existiera un bien comunal que usar y a la vez mantener, y el que la propiedad colectiva de las empresas o sociedades de abogados sea el modelo que parece funciona mejor, ha llevado a que sea dudoso que el capital ajeno a la profesión, que el socio meramente capitalista en lugar de abogado, sea algo admisible, sino perjudicial en este mercado.

Surge la pregunta: ¿la entrada y participación de socios de capital, ajenos a la profesión de abogado, en las firmas legales, es en sí mismo perjudicial para el mercado, para la sociedad en general y, en concreto, para la sostenibilidad de la firma?

De ser así, ¿es, por tanto, necesario que dicha participación meramente de capital esté limitada? ¿Son los despachos de abogados una rara avis societaria sobre las que las sabias reglas del mercado aconsejan no ser empresas de capital?

Esta ha sido la solución histórica del legislador español, que ha ido cambiando hasta permitir hoy un 49% del capital, justificado, como dice la ley, “en que las singularidades que de antiguo han caracterizado el ejercicio profesional, con acusados componentes deontológicos, no se vean desnaturalizadas cuando se instrumenta a través de una figura societaria”.

En la mayoría de los países similares al nuestro sucede más o menos lo mismo o incluso se es más restrictivo, como en Portugal y Alemania. Otros son más permisivos, como Reino Unido respecto de los solicitors, incluso cotizadas, pero no de los barristers, donde se prohíbe. En Estados Unidos depende del Estado y en Australia se permite incluso en Bolsa.

Sin embargo, no existe ningún motivo, ni razón económica, ni peligro de que el capital desnaturalice la profesión, y salvo que el capital sea suicida –y ser cortoplacista no lo es– no es lógico pensar, ni la historia lo demuestra, que el capital tienda a desnaturalizar la profesión ni a pervertir el orden del conflicto de interés que existe en la abogacía –primando siempre el interés del cliente– ni el conflicto de interés entre los intereses particulares de los socios y la firma en general.

Otra cuestión es que una firma requiera mucho capital para su estrategia y que pueda ser una buena inversión, pues como decía un conocido letrado, “en los despachos de abogados los activos se van a su casa a dormir por la noche”.

Martín Carrizosa con los alumnos de la UNAV

Martín Carrizosa, socio de la firma iberoamericana Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uría, ha protagonizado el foro que organizan conjuntamente la Universidad de Navarra y Pérez+Partners.

Miguel Ángel Pérez de la Manga, socio de nuestra firma y profesor del módulo de gestión del Doble Master de Derecho de la Universidad de Navarra, fue el encargado de dirigir una sesión muy interesante en la que Carrizosa explicó los comienzos de PPU y mostró su visión del futuro del sector legal.

Juan Picón, copresidente mundial de DLA Piper

Juan Picón acaba de ser nombrado copresidente mundial del bufete DLA Piper. Hace tres años habló con Pérez+Partners para explicar cuál había sido su trayectoria profesional, cómo se llegaba a puestos de dirección en una firma global y daba algunos consejos interesantes para los abogados más jóvenes.

¡Enhorabuena!

Periodistas, recuperación y despachos de abogados

La Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra yMA Perez+Partners han organizado un foro de debate para discutir la situación económica en España.

A grandes rasgos, el socio director de Eversheds Nicea, Juan Díaz, y los periodistas Carlos Hernanz (El Confidencial) y Sergio Saiz (Expansión), coinciden en que algo se mueve, para bien, en la macroeconomía española, pero es una recuperación que todavía no se nota en la llamada ‘economía real’, la que afecta a las familias. El socio de Pérez+Partners, Miguel Ángel Pérez de la Manga, se encargó de introducir y moderar un debate en el que hubo más puntos de acuerdo que de discrepancia.

Carlos Hernanz, de El Confidencial, reconoce la recuperación ‘macro’, pero subraya la “diferencia sustancial” frente a la economía doméstica, por lo que califica los mensajes que venden la salida de la crisis como “ornamentales”. “Es cierto que hay dinero para las grandes operaciones pero, ¿qué pasa con las pymes y micropymes?”, preguntó. “La incertidumbre en el corto plazo se ha ido controlando, pero todavía tenemos un 24% de paro. Hay más contratación, pero de mucha peor calidad. La reforma laboral está muy cuestionada”, subrayó.

002Juan Díaz, socio director del bufete Eversheds Nicea, detecta “dinero no oportunista” en el mercado, y reconoce que al igual que la crisis empieza en la macroeconomía y “se va filtrando” hacia la economía doméstica, la recuperación hace igual: “Primero vuelve el dinero de la gran empresa, y poco a poco empapa al resto de actores más pequeños”. Por eso, considera que en esta situación se puede ser “moderadamente optimista”. Para él “se nota la salida de la crisis, las empresas piensan en hacer cosas, no sólo en aguantar, y empiezan a tener acceso a financiación”. Aunque, “hay que ser prudentes, todavía no hemos llegado al nivel de 2006 ó 2007”, recalca.

Inversión extranjera

sergioSergio Saiz, de Expansión, subraya que España es ya en estos momentos el octavo país del mundo en captación de inversión extranjera: “Se ha producido un cambio radical en los últimos seis meses, pero es verdad que dependemos de los vaivenes de la Eurozona”, advierte. “De todas formas, desde diciembre se nota un aumento del ritmo: hay más actividad, más competencia, pero hasta que eso se traslade a nuevas contrataciones…”

Javier Ortega, director de Desarrollo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, constata que existe más movimiento de alumnos en la universidad: “Estamos recuperando el ritmo tanto de matriculaciones como de demanda de alumnos en prácticas: desde nuestro punto de vista ha cambiado completamente el panorama este año”. En su opinión, los despachos presentan ya una mayor carga de trabajo que en ejercicios anteriores, por lo que comienzan a moverse las contrataciones de ‘juniors’.

ortegaJuan Díaz modera el optimismo resaltando que el sector legal en España “está muy maduro: podemos esperar crecimientos del 3% o 4%, pero no como los de hace 12 años”, recalca. En opinión de Sergio Saiz, la crisis ha hecho que los despachos nacionales hayan “desaparecido” de las “operaciones premium”, la parte más golosa del negocio que hoy en día se llevan las firmas multinacionales, “con la excepción de Uría, que sigue ahí”, matiza. Por eso, espera “un ajuste” que a su juicio han llevado a cabo otros sectores durante la crisis, “pero no el legal”.

Mientras la recuperación se filtra a las economías domésticas, las grandes preocupaciones de los españoles no son las mismas que las de los inversores internacionales. Sergio Saiz opina que la corrupción “se ve como un asunto más doméstico. España no es más corrupta que otros países de su entorno, pero la aparición en los medios de comunicación de casos muy destacados crispa el ambiente social, aumenta la percepción de corrupción por parte de los ciudadanos”.

Los bufetes ingleses y la penitenciaría de Shawshank

fotEl escritor Stephen King describió a la perfección las andanzas de Andy Dufresne, un banquero injustamente condenado a cadena perpetua en la penitenciaría de Shawshank. El ansia de libertad y el inconformismo empujan al condenado a excavar un túnel con la ayuda de un pequeño martillo para tallar piezas de ajedrez. Para no ser descubierto, Dufresne mantiene su apariencia de preso poco conflictivo y resignado a su destino. Su cortina de humo le permite ganar tiempo y ocultar sus verdaderos planes. Cuando sus competidores –un malvado alcaide y un jefe de guardias bellaco y malandrín– se dan cuenta de la huída, Dufresne ya está camino de las arrebatadoras playas de Zihuatanejo.

Como si de un plan oculto se tratase, [inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]las principales firmas de abogados de Londres parecen haber girado el periscopio de sus estrategias[/inlinetweet] y llevan algún tiempo excavando pasadizos en la difícil plaza de Nueva York para plantar cara a sus competidores estadounidenses. Dejando atrás –aunque sin perderlos de vista– objetivos como Australia, China, Dubai o Singapur, despachos como Linklaters, Freshfields o Clifford Chance vuelven a sonar con fuerza en sus actividades en la capital del mundo.

Recientemente se podía leer en The Lawyer que [inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]Linklaters no descarta modificar su sistema de lockstep como parte de su estrategia en Estados Unidos[/inlinetweet]. Una medida de este tipo ayudaría a captar socios de renombre en Wall Street. Por su parte, Clifford Chance acaba de reforzar su oficina de Washington con un equipo de cinco abogados importantes de Bingham McCutchen –bufete que ha alcanzado un acuerdo de fusión con Morgan Lewis–. Y no dejan de aparecer noticias en todos los medios de Wall Street sobre los movimientos que está haciendo Freshfields en la Gran Manzana como el fichaje de Peter Lyons, socio de Shearman & Sterling.

¿Por qué estos refuerzos? [inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]¿Por qué esta pujanza por el mercado estadounidense?[/inlinetweet] ¿Han pinchado burbujas como Australia o los Emiratos?[inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””] ¿Es una forma de aproximarse a Latinoamérica buscando el centro de negocios por excelencia?[/inlinetweet]

Las respuestas sólo son entendidas dentro de las decisiones estratégicas que están tomado cada una de las firmas. Pero, mientras se libraba un atroz batalla al otro lado del mundo, [inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]parece que algunos despachos han preferido seguir excavando poco a poco un túnel hacia una estrategia diferente[/inlinetweet].

La Ryder Cup de los abogados

capitanesLa rivalidad entre bufetes españoles y bufetes internacionales comenzó hace muchos años. Probablemente cuando Clifford Chance abrió la oficina en Madrid allá en los comienzos de los años 80. Antes, Baker & McKenzie ya había aterrizado en España. La competencia surgida a raíz de la entrada masiva de firmas internacionales a finales de los años 90 obligó a los despachos españoles a institucionalizarse: profesionalizar la gestión, abrir el partnership, diseñar trayectorias profesionales, retener el talento… De la ‘batalla’ salieron reforzadas las firmas locales y se generaron muchos puestos de trabajo jugosos en firmas internacionales.

De un lado quedaron los Garrigues, Cuatrecasas, Uría Menéndez, Gómez-Acebo & Pombo, entre otros, y de otro surgieron los Linklaters, Freshfields, Allen & Overy y compañía.

Agrupohora todos se conocen, tienen una relación cordial y muchos compañeros de pupitre buscan ahora atraer clientes desde despachos de distinta impronta.Pero ahora han decidido dirimir su rivalidad -ya casi legendaria- sobre un campo de golf. 50 abogados de firmas españolas se van a enfrentar con 50 abogados de firmas internacionales. Todo un reto. Lo harán con carácter benéfico y una buena suma de dinero se repartirá entre las fundaciones o asociaciones benéficas que designen los despachos del bando ganador.

Vamos, lo de la Ryder Cup de Gleneagles va a quedar en un chite comparado con la rivalidad que se va a sentir en el club de Campo Villa de Madrid.

Los capitanes de cada bando -Javier Vinuesa, de los españoles, e Ignacio Ruiz-Cámara, de los internacionales- deberán demostrar su capacidad de gestionar un nutrido equipo de profesionales que, en esta ocasión, cambiarán la toga y la corbata por los bombachos y los zapatos de clavos.

Será una mañana para disfrutar y pasarlo bien pero no faltará la tenacidad y la estrategia, el compañerismo y la solidaridad, las ganas de ganar y las ganas de ayudar. Todo frente al campo que, en definitiva, es el gran enemigo.

Los abogados de Latinoamérica hacen frente a los bufetes internacionales

avionEl pasado 6 de mayo de 2014 publiqué un artículo en el diario económico Expansión en el que repaso los retos a los que se enfrentan las firmas de abogados de latinoamérica ante el desembarco de bufetes internacionales en mercados como Colombia, Perú, México y otros. La oportunidad de retocar su estrategia y planificar las estructuras colocan a las firmas locales en una posición excepcional para continuar liderando el mercado. Algo similar a lo que consiguieron los despachos españoles ante la llegada de los bufetes anglosajones. Aquí puedes consultar el artículo.

Los abogados de Latinoamérica hacen frente a las firmas internacionales

avionEl pasado 6 de mayo de 2014 publiqué un artículo en el diario económico Expansión en el que repaso los retos a los que se enfrentan las firmas de abogados de latinoamérica ante el desembarco de bufetes internacionales en mercados como Colombia, Perú, México y otros. La oportunidad de retocar su estrategia y planificar las estructuras colocan a las firmas locales en una posición excepcional para continuar liderando el mercado. Algo similar a lo que consiguieron los despachos españoles ante la llegada de los bufetes anglosajones.

Aquí puedes consultar el artículo.

Robots y chancletas

El buen color de Emilio Cuatrecasas, presidente del despacho que lleva su nombre, contrastaba con el verdeespectro con el que nos presentamos los que sufrimos el invierno madrileño. Se le notaba relajado, de buen aspecto físico y ganas de compartir sus ideas sobre el mundo de la abogacía con los periodistas, abogados, consultores y demás tropa del sector jurídico. Era la reunión anual que organiza el despacho para presentar sus resultados.

[inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]No es la primera vez que escucho a Emilio Cuatrecasas decir que los supermercados terminarán ofreciendo servicios jurídicos a la puerta de sus establecimientos[/inlinetweet]. Son muchas las previsiones sobre el mercado legal que ha realizado a lo largo de los últimos años. Muchas se han cumplido o han empezado a atisbarse. Otras fueron fallidas. Pero no por eso deja de ser interesante escuchar sus inquietudes.

chanc

Su última preocupación son los “tipos con chancletas”, en referencia a los inventores, dueños y administradores de los Facebook, WhatsApp y compañía. [inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]La revolución que están llevando a cabo en la forma de comunicarse tendrá implicaciones jurídicas[/inlinetweet]. Una circunstancia aplicable también a la introducción de robots en las empresas. Un discurso que dio mucho juego.

Pero antes de que el futuro nos alcance -más rápido o más lento-, Rafael Fontana, consejero delegado de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, tomó la palabra para dar muchos titulares, algunos abiertamente y otros escondidos bajo montañas de números. Tengo que reconocer que, hace un tiempo, se me habrían escapado la mitad de ellos pero mis socios, Miguel Ángel y José Luis, me han demostrado las bondades de manejar bien los números y la ventaja que supone para los despachos.

La facturación del despacho subió un 1% hasta los 248 millones de euros. En España siempre hemos sido amigos del dato de facturación cuando puede ser una cifra que no diga nada…o que engañe mucho. Pero, a priori, parece un buen dato. Especialmente si se contrasta con el número de abogados del despacho. No hay muchos cambios. Aumenta significativamente -de 42 a 62- el número de paralegals y la firma cuenta con los mismos empleados -que no abogados- que hace cuatro años.

[inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]Los abogados de Cuatrecasas trabajaron 1.100.000 horas en 2012[/inlinetweet], lo que significa 40.000 horas más que el año anterior. Con estos datos, Cuatrecasas consigue un precio medio de 225 euros por cada hora trabajada. Un dato que parece bastante bueno para como está el mercado.

Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 21.28.20

No abre en Latinoamérica. El despacho no seguirá, de momento, los pasos que dio hace unos meses Garrigues. Jaime Llopis, que bien conoce el mercado de Latinoamérica, seguirá comandando las operaciones desde Madrid.

¡Ah! Y para los jóvenes que quieran trabajar en Cuatrecasas, [inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]Fontana anunció que van a subir una muesca más el listón de la exigencia[/inlinetweet]. Todo un reto.




Contacte con nosotros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies