24/09/2013 Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón

La abogacía dentro de cinco años

IMG_4255

El futuro llega muy rápido

Hoy ha publicado Expansión un artículo firmado por Carlos García-León sobre el futuro de la profesión de abogado en un hipotético escenario en 2018 (“El futuro de la profesión. Habrá más fusiones de firmas en el mercado español“, Expansión 24.09.2013) En el artículo hemos participado un grupo de profesionales vinculados desde diferentes perspectivas al sector legal.

Son varias las personas que me han preguntado por cuáles eran las mías (el artículo no identifica las opiniones de cada uno de los participantes), así que voy a explicar brevemente en este artículo cada una de ellas.

Antes de entrar en materia, tengo que confesar mi resistencia a hacer predicciones, dadas las posibilidades de que en el plazo de cinco años ocurra algún hecho “raro, que produzca un impacto notable y con predictibilidad retrosprectiva” (Nassim Taleb, El Cisne Negro).

Cuando era pequeño veía una serie en televisión llamada “Espacio 1999“, en la que, como se puede ver en la foto que acompaño más abajo, tan solo se ha cumplido la predicción con alguna mesa que IKEA puso a la venta más o menos por aquellos años. No tengo que contar mis dos sentimientos al llegar 1999. Un sentimiento de decepción al ver que la conquista del espacio no se había producido como en la serie y otro de alivio por comprobar que no teníamos que vestirnos con pijamas con pantalón de campana para ir a nuestros trabajos.

Espacio 1999_foto

Space 1999

Dejando de lado mi decepción con las predicciones relacionadas con la conquista del espacio, creo que en general vamos a ver pocos cambios en los despachos en la denominada abogacía de los negocios, y que se consolidarán algunas de las tendencias que ya han comenzado a detectarse. Son las siguientes:

1. Llegar a ser socio en la abogacía de los negocios será, posiblemente, mucho más difícil en el escenario 2018, convirtiéndose en un “juego de suma cero” (un socio entra si otro sale). En una economía que no crece (ya son varios años) es muy difícil que los despachos aumenten su negocio y puedan seguir aumentando las estructuras que han creado en la última década (en especial si atendemos a la configuración de los partnerships creados tras la eliminación de los socios profesionales en despachos como Garrigues, Cuatrecasas y DLA Piper).
2. Es posible que veamos un incremento de la diversidad de profesiones que van a convivir en un despacho de abogados.  En los despachos grandes la complejidad de los asuntos y operaciones en las que intervienen requerirán la presencia de otros profesionales para conseguir generar valor para el cliente.
3. El problema del equilibrio entre la vida personal y la vida profesional es posible que empeore  por las necesidades de los clientes (globalización que exige servicios rozando el 24/7 )y la necesidad de mantener márgenes invirtiendo más horas de los profesionales. En los escenarios en los que no es posible mejorar el margen, aumentar el leverage o subir la tarifa (y en el que mantener los ratios actuales ya es meritorio) sólo queda optimizar la utilización para equilibrar los factores de beneficio. Los planes destinados a mejorar esta situación en los despachos (planes de igualdad o de conciliación) pueden convertirse en una ventaja competitiva si los clientes valoran su implementación como un valor a tener en cuenta.
4. En último lugar, es posible que se consolide la tendencia y se generalice la desagregación de tareas, derivando las “commodity” a servicios on-line y reservándose el despacho las de mayor valor. La metodología de la gestión por proyectos modificada y aplicada a los despachos de abogados puede ser clave en este cambio.
Espero que en 2018 no haya muchas decepciones con la predicciones del escenario (y que no tengamos que vestir con la ropa de foto).


Tagged: , ,

About the Author

Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón Asesor de firmas de abogados en España y Latinoamérica. Creación de partnerships, fusiones e integraciones y desarrollo de negocio. Profesor de management en el doble Máster de la Universidad de Navarra. Autor de libro "Eficiencia y rentabilidad de un despacho de abogados".