15/09/2010 Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón

Artículo sobre gestión de despachos publicado en el diario El Mundo (Edición Málaga)

Tagged: , ,

About the Author

Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón Asesor de firmas de abogados en España y Latinoamérica. Creación de partnerships, fusiones e integraciones y desarrollo de negocio. Profesor de management en el doble Máster de la Universidad de Navarra. Autor de libro "Eficiencia y rentabilidad de un despacho de abogados".

Comments (2)

  1. No hay cultura del marketing en la abogacía española.

    Las grandes firmas si han creado departamentos propios o han externalizado su area de marketing, pero los bufetes pequeños y medianos apenas piensan en esa posibilidad y muchos de ellos ni siquiera se la han planteado. En mi corta trayectoria profesional apenas he encontrado abogados que se hayan replanteado esta cuestión, porque no se enseña desde el inicio en la practica jurídica a observar la abogacía desde un punto de vista mas dinámico, es una profesión estática. Los propios Colegios de Abogados son reacios y poco permeables a esta nueva visión de la abogacía y a la posibilidad de competir en el mercado de los servicios jurídicos de una manera mas abierta y directa, sin tantas barreras basadas en normas deontológicas y esa rigidez que ha acompañado siempre a la profesión de la abogacía en España.

    Los despachos de abogados deben de destinar algo de dinero y sobre todo tiempo a estudiar su propia organización interna y el mercado donde quieren marcar diferencias con otras firmas legales. Es cuestión de verlo como una obligación, una tarea mas del día a día al igual que hablar con el cliente, redactar un contrato o contestar a una demanda. Poco a poco se está avanzando en este terreno, pero queda todo por descubrir en este sentido. Ya no vale solo con una mesa, ordenador, teléfono, placa y a esperar al cliente, eso se ha acabado.

  2. Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón

    Gracias por tu comentario Gustavo. Efectivamente, es una tarea más del día a día, y sólo cuando se asuma que es así se comenzarán a ver resultados.
    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *